Cultivando Fortalezas: La Agricultura como herramienta en lo psicosocial

Desde Aldeas Infantiles SOS nos planteamos la posibilidad de cultivar las fortalezas de las personas que participan en nuestros proyectos, utilizando la agricultura como un medio que permita el desarrollo personal, social, familiar y laboral. Uno de los grandes objetivos de la Ecogranja fue siempre el ser un recurso que permitiera el desarrollo de la acción social, por ello se nos presentó la oportunidad de desarrollar proyectos innovadores que conjugaran la formación en agricultura y jardineria con el crecimiento personal de los participantes.

El espacio grupal tiene como finalidad que las personas participantes puedan construir entre todas, fórmulas para la mejora de la capacidad de crecer como personas y como grupo a partir de la formación que se está impartiendo, de una forma dinámica, práctica, amena, útil y satisfactoria para todas.
Se trata de un espacio abierto y participativo en el que las personas pueden encontrarse y conversar sobre todo aquello que les interese y les motive, compartiendo su diversidad, decidiendo y construyendo conjuntamente las ideas, contenidos, habilidades… que consideran más necesarios y útiles para mejorar su situación personal y familiar.

A partir del año 2016 iniciamos esta singladura, que se ha mantenido en los años venideros y que aquí narramos:

 

AÑO 2016

Este año comenzamos con este proyecto innovador, ya que creiamos que el trabajo con la tierra y la agricultura podian ser un medio poderoso y eficaz para trabajar con las personas en vulnerabilidad aspectos que llevaran a su desarrollo personal, familiar, social y laboral.

Este año se planteó trabajar con un grupo jóvenes (algunos con discapacidad) que se encontraban en ese momento sin realizar ninguna actividad formativa o laboral. La actividad se planteo en el formato de distintos talleres durante unos cuatro meses con el enfoque de potenciar desde las fortalezas de los jóvenes todas sus capacidades.

Se organizaron visitas a distintos centros: Jardín Botánico, Ataretaco, caminatas por senderos, etc. con el fin de conocer otras realidades y trabajar a la vez aspectos personales y relacionales.

La experiencia resulto exitosa y se valoró poder continuar en años sucesivos con este tipo de proyectos.

 

 

  AÑO 2017

 

Durante este año la actividad se centró en el fortalecimiento de diferentes grupos de familias que participaron del proyecto,

 La “construcción” de huertos fortaleció las relaciones personales y  el tejido social con cada uno de los grupos con los que se trabajó.  Se desarrollaron los siguientes objetivos:

  • Proporcionar áreas de encuentro para la integración soial, creando un espacio multifuncional con diferentes actividadades de carácter social, formativo y lúdico, fomentando la comunicación y gestión colectiva de los distintos grupos que conviven durante el proyecto.
  •  Educación ambiental.
  • Fines terapéuticos, donde se trabaja la motricidad, autoestima, ejercicio físico, habilidad mental… así como la obtención de relajación natural por la actividad tranquila al estar en contacto con la naturaleza.
  • Impulso en el desarrollo sostenible, con el fin de buscar una mejora de calidad en la vida de los participantes.
  • Apoyo a iniciativas de emprendimiento para el desarrollo de proyectos agrarios, mejora de la inserción laboral en la rama agrícola, formación para el empleo.

 

AÑO 2019

Durante la primera mitad del año 2019, hemos iniciado un nuevo proyecto partiendo de las experiencias exitosas de años anteriores. El enfoque pone en el centro el desarrollo personal de los jóvenes y familias, utilizando la tierra y la agricultura como una herramienta para la integración social. Nuestro objetivo ha sido trabajar con colectivos en situación de vulnerabilidad (mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, etc.) desde un espacio lúdico-terapéutico de Agricultura Ecológica y Sostenible.

Este proyecto ha contado con el apoyo y trabajo en red del Programa de Jóvenes de Aldeas Infantiles SOS, de la Aldea Infantil SOS. del Centro Infantil y de los Centros de Día, desde donde se ha realizado un seguimiento permanente de las personas participantes, vinculadas a distintos programas. Se les ha proporcionado apoyo psicólogico, educativo y material para poder participar en el proyecto, y en el caso de personas con niños/as pequeños/as, se les ha proporcionado el servicio del centro infantil durante las horas que debian acudir a los talleres.

Es de destacar que las sesiones de trabajo han sido intensivas, de manera diaria de lunes a viernes desde las 8:00 a las 14:00h. y que esto ha permitido un gran avance del grupo en el refuerzo de sus fortalezas. Y por las tardes se contactaba con los participantes para atenderlos en distintas necesidades que iban surgiendo en sus esferas personales y familiares.

Se ha seguido una metodología participativa, donde las personas que han participado del proyecto han propuesto temas para su desarrollo personal a ser tratados que se han ido trabajando a la par que los contenidos en agricultura:

  • Momentos para recordar
  • Esperanza, ilusión en algo que no me imaginaba
  • Trabajo en equipo
  • Motivación y aprendizaje
  • Nunca es tarde para aprender
  • Ser capaces de aprender de cada persona que te encuentras
  • Competir contigo mismo para superarte 
  • Cómo dialogamos con nosotros mismos; mensajes que nos mandamos
  • Constancia: seguir y no tirar la toalla
  • Marcarnos retos: sacrificio para abrir posibilidades
  • Saber cómo continuar formándote (posibilidades de seguir formándote)
  • Buscar maneras de elegir cómo afrontar las dificultades
  • Curiosidad por experimentar; nunca es tarde para aprender
  • Capacidad de investigar en el oficio y otras cosas y aprovechar. Investigar posibilidades en la vida
  • Distribuir los tiempos para aprovecharlos: planificarlos
  • Fusionar emprendimiento, marketing y fabricación
  • Pautas y formas de encontrar trabajo
  • Reciclar, reutilizar materiales
  • Formación personal: vivencias de cómo se sienten en el trabajo, en las relaciones, en las cosas nuevas
  • Emprender
  • Generar nuevas ideas
  • Sacar proyectos de creación

 

 

Con todo ello conseguimos que los participantes:

-Interioricen habilidades profesionales y personales que contribuyen a minimizar su situación de vulnerabilidad y a facilitar la integración social.

-Adquieran una formación que repercute positivamente en su actitud ante el mundo laboral.

-Buscar una mejor calidad de vida de los participantes y hábitos de vida saludables.

El proyecto de este año cubre también las necesidades básicas de los participantes, aportándoles un espacio para el aseo personal, el desayuno, el almuerzo, así los bonos de transporte.

Pare este proyecto hemos contado con la colaboración de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Laguna, aportando un enfoque en el trabajo de la Resiliencia. Dos alumnas en prácticas tutorizadas por una profesora de psicología educativa llevaron a a cabo durante cuatro meses distintos talleres de frecuencia semanal con las personas participantes. Se trabajaron aspectos como el conocimiento de las fotalezas de los miembros del grupo, la instropección, la identificación y expresión emocional y las competencias sociales.

Los participantes al terminar el proyecto obtienen un certificado de profesionalidad en agricultura que les permite mejorar sus opciones laborales.