Blog

Una ayuda indispensable

La  Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre (FPDE), ha colaborado con las Intervenciones Asistidas con Caballos que se llevan a cabo en La Ecogranja. Nos han facilitado una silla de monta gemela, y un cinchuelo de un asa, gracias a esta aportación aquellos usuarios/as con necesidades más concretas han podido sacarle mayor partido a las intervenciones pudiendo utilizar en sus sesiones material más adaptado y específico para cada caso. Con su aportación contribuyen a una evolución favorable de los niños y niñas, muchas GRACIAS, por hacernos el camino más fácil

Colaboraciones con Corazón

Gracias a la colaboración de Janssen EMEA Fund (Johnson and Johnson Foundation), este año 2019 hemos ayudado a 50 niños y niñas con diversidad funcional  a sonreír más y mejor. Las Intervenciones Asistidas con caballos han permitido potenciar varios aspectos fundamentales como la psicomotricidad fina y la gruesa, trabajar la comunicación verbal y no verbal, el control de impulsos, de las emociones, la espera o los miedos.

En este rincón de encuentro  las personas que participan de las sesiones disfrutan de un espacio al aire libre, abierto y motivador, en el que todos y todas somos iguales independientemente de la mayor o menor dificultad que se tenga para realizar cualquier actividad.

Gracias por permitirnos verlos avanzar, crecer evolucionar y sobre todo: sonreír

El domo geodésico una construcción en equipo.

En unas semanas el domo geodésico de la Ecogranja estará terminado. Esta estructura está formada por 105 triángulos de madera que se superponen formando una sección de una esfera geodésica, cuya forma está basada en la figura del icosaedro. Primero se ha formado el esqueleto de la edificación y luego se ha cubierto con madera, aún falta el revestimiento y embellecimiento final.

El domo geodésico es una estructura de gran rendimiento y espacio armónico, con grandes posibilidades, ya que se suele utilizar para eventos, invernaderos, museos o casas. Este tipo de singular edificación fue desarrollado por Richard Buckminster Fuller, quien patentó la idea y las matemáticas del proyecto a mitad del siglo XX, razón por la cual es considerado su inventor.

Queremos agradecer al equipo de jóvenes de bioconstrucción del Campo de Verano 2019, están realizando un trabajo increíble en la construcción de este domo.